Autor Tema: La Corte Malandra o corte Calé  (Leído 107746 veces)

Desconectado babaluaso

  • Administrador
  • Moderador
  • *****
  • Mensajes: 3575
  • País: es
  • Sexo: Masculino
  • http://www.omibabalu.com
    • omibabalu.com 1ª Comunidad Yoruba online
La Corte Malandra o corte Calé
« en: Octubre 12, 2007, 11:40:44 am »
Corte Calé
Santos Malandros de Caracas
Rossana Miranda


  Domingo, 10 de abril de 2005

Dedicado a Isabelita:
Porque la venganza
no es dulce sino exquisita


En nombre del ladre, el tiro y el espíritu landro
Amén
“Salsa y control” de José Roberto Duque



 
 
La mujer me mira fijamente y dice que Tomasito está posado detrás de mí, protegiéndome. Me interroga sobre mi curiosidad por los Calé. Le contesto cualquier excusa y sigo indagando sobre el origen de esta peculiar corte, aferrando aún más mis manos en las estampitas de los malandros que acabo de comprar. No tengo nada que temer, son las 4:00 p.m. y estamos en plena avenida Baralt, pero algo en el ambiente me inquieta, una presencia que siento y no puedo ver.

“De todos los santos, ellos son los que tienen menos luz por ser más humanos que el resto y tener poco tiempo en el lado espiritual. Fueron delincuentes en vida”, explica Ligia, una santera que vende estatuillas y pociones en un puesto de buhonería en el centro de Caracas.

Si bien la Corte Malandra es parte del culto marialioncero (conformado por la Santísima Trinidad Alternativa de María Lionza, el cacique Guaicaipuro y el Negro Felipe), en la mayoría de las tiendas esotéricas que hay en la avenida Urdaneta, avenida Lecuna, avenida Baralt y Quinta Crespo, no saben ni dicen nada de los santos Calé, mucho menos venden objetos relacionados con ellos. La razón: no son bien vistos en muchos círculos de santería por tratarse de malandros que cargan energías negativas.

Pero Ligia se siente diferente al resto de las consultoras de la zona y dice que cree en las segundas oportunidades, así sean después de la muerte. “En vida hicieron mucho daño, porque, aunque era por causas nobles, ellos robaban a la gente. Pero ninguno de ellos mató, nunca. Eran malandros que decían: ‘hágame el favor y me da lo que tiene, señora’. No como los de ahora, que así le des la plata te pegan un tiro”.

Me asegura que no está en la santería para hacer dinero y que sólo quiere ayudar a la gente. Por eso me habla sin reservas de la Corte Malandra. “De todos, el de mi preferencia es Jhonny. Para mí él es clase aparte. Era un muchacho bien, su familia tenía dinero, vivía en Los Chaguaramos. Lo que pasa es que la droga lo llevó hacia las malas juntas y lo mataron. Cada vez que lo veo, siento demasiada pureza, lo adoro”, me confiesa viendo hacia el vacío.

Culto de los noventa



Los santos malandros eran en vida individuos comunes y corrientes que, tras 10 años de su muerte, pasaron a formar parte de una comunidad divina a la que el resto de los mortales comenzó a rendirle culto.

Aunque vivieron durante la década de los años 70, la revelación de sus espíritus y la adoración por parte de los creyentes aumentó luego de los sucesos del “Caracazo” o “Sacudón” de febrero de 1989, cuando el aumento de la gasolina desató una rebelión popular en contra de las duras medidas económicas tomadas por el entonces presidente de la República, Carlos Andrés Pérez. A partir de ese suceso, y en los años siguientes, la violencia callejera y las represiones incrementaron sus índices a niveles casi insoportables.

El “Caracazo” es punto de inicio de este fenómeno ya que, según Fernando Coronil y Julie Skurski (en Dismembering and Remembering the Nation: The Semantics of Political Violence in Venezuela) tras este acontecimiento el pueblo pasó de ser la “fundación virtuosa de la democracia” a convertirse en parásitos sociales que debían ser disciplinados por el Estado.

A diferencia del concepto de malandreo como forma de rebelión e innovación que plasmó Juan Carlos Echendía en el CD “Venezuela Subterránea”, en este contexto la figura del malandro es prueba de la discriminación que se tiene hacia los ciudadanos con menos recursos económicos. Todos, alguna vez, hemos sentido el acecho de un malandro en alguna esquina de la ciudad, ya que desde finales del siglo XX se le han atribuido a este personaje características de violencia, agresividad y criminalidad dentro del imaginario urbano. Para ser un “malandro en potencia”, solo basta pertenecer a una de las zonas marcadas y tener algunos rasgos de esta cultura satanizada.

Los Robin Hood caraqueños



En el trabajo de investigación “Memorias afligidas. Historias orales y corpóreas de la violencia urbana en Venezuela” de Francisco Ferrándiz Martín se apunta que los malandros son “espíritus más bajos, más terrenales, de menor luz mística dentro de la jerarquía del panteón de María Lionza, cercanos a las ánimas del purgatorio”. Es decir que están en un primer nivel de lo que sería la escala espiritual (encabezada por la reina de Sorte y los santos católicos) y están más próximos a las tentaciones y pecados mortales.

Quizás por eso cuando poseen el cuerpo de un mortal, éstos reaccionan bailando, riendo, cantando, fumando y bebiendo. Piden drogas y se muestran nerviosos si hay algún efectivo de seguridad en un perímetro de varios kilómetros. Y es que aun muertos siguen siendo delincuentes.

Sin embargo, testimonios de los seguidores de la Corte Malandra aseguran que son motivos nobles los que impulsaron a estos santos a robar, hurtar, amenazar y cometer otros delitos. Especies de Robin Hood locales que, como el legendario héroe, tuvieron que someter a los más potentados para abastecer de alimentos y dinero a los pobres. Los valores de justicia popular y la solidaridad en la comunidad están arraigados en éste culto como principales mandamientos.

Si estos hombres que después de la muerte han hecho el bien (probablemente para redimir sus culpas) llegarán a tener el mismo prestigio de figuras como María Lionza, Santa Bárbara o el propio José Gregorio Hernández, no puede saberse aún. Lo que sí es cierto es que –al igual otras creencias espirituales o del mismo estado social del país- la Corte Malandra se resiste a cualquier forma de análisis racional.

Ya se habla de una nueva corte, la Corte de los Encantos, conformada por niños que murieron en trágicas circunstancias. En el mundo de la santería, como en el musical o deportivo, pasan las euforias y nuevas figuras se posicionan como las favoritas desplazando a las anteriores. No obstante, al igual que la necesidad del hombre de creer en fuerzas superiores a él, la Corte Malandra nunca dejará de existir. Como los malandros en la historia de la humanidad (entendiendo el malandreo en la acepción de Juan Carlos Echendía) y la delincuencia en las grandes urbes.

Ofrendas terrenales



En el Cementerio General del Sur, detrás del panteón de María Francia (entrando a la derecha) se puede observar a “La niña”, una joven que es guardiana de la tumba de Ismael desde que un disparo en la cabeza la dejó cuatro meses en cama.

Al parecer, el verdadero nombre de Ismael, el padre de la Corte Malandra, es Juan Francisco Carrillo y su tumba no está tan próxima a la entrada del camposanto. Unos santeros, hace más de 20 años, lo habrían fundado allí para hacer más fácil el acceso. Las autoridades custodian permanentemente el lugar, ya que muchos devotos consumen alcohol y drogas en las inmediaciones.

“La niña” cuenta que como cuidadora de las ofrendas de los santos malandros ha visto pasar a generales de las fuerzas armadas, policías e incluso abuelitas y mujeres que son golpeadas por sus parejas.

Otro de los espacios emblemáticos de la Corte Malandra es el callejón Eduvigis de la zona 7 de Petare. También conocida como “la calle de los brujos”, este sitio es lugar de encuentro para devotos y médiums de la corte que dan asesorías y practican rituales. Dicen que en la calle La Paz, de la zona colonial, se puede ver caminar a Ismael con un tabaco en la boca y calzado de una 38.

Ligia, santera y vendedora de objetos y productos esotéricos en la avenida Baralt, explica que a los santos malandros se les pide por familiares o amigos presos, con problemas de conducta, drogas o actos delictivos. También para salir ilesos de tiroteros, enfrentamientos o calles peligrosas.

A diferencia del culto a María Lionza (en el que las promesas se pagan en bailes de candela -caminando sobre brasas- y ponen en riesgo la vida como ocurrió con dos personas que fallecieron por incineración en las montañas de Sorte, estado Yaracuy, la pasada Semana Santa Santa) en la Corte Malandra el devoto debe ofrecer al santo en agradecimiento un cirio de siete colores, un cigarrillo, un vaso de anís o ron y una canción de salsa.

El canto más recurrente en las ceremonias de la Corte Malandra es “La Cárcel” del Sexteto Juventud, pero también aceptan merengues y las tradicionales piezas santeras como “María Lionza” de Rubén Blades. Hay algunos que piden marihuana o bazuco, así como también armas blancas como un chuzo o puñal de fabricación casera.

Las estatuillas de los santos malandros, armadas con revólveres, lentes oscuros, vestidos con camisas y gorras de la NBA, pueden adquirirse en las tiendas esotéricas por Bs. 6.000 (“Mundo místico” en Petare). Estampitas, collares con cuencas de diferentes colores y jabones también conforman la iconografía de esta pandilla milagrosa.

Santos no tan santos

Ismael: Originario del barrio Lídice de Caracas murió apuñalado en una pelea en la parroquia 23 de enero. Según ha dicho en algunos rituales, los barrios Guarataro y Pinto Salinas también eran parte de su territorio. Se dice que era un ladrón inofensivo, defendía su zona de la incursión de otros malandros y robaba bancos para repartir el botín entre los vecinos más necesitados. En varias ocasiones, amenazaba a los dueños de abastos y supermercados mientras los pobres saqueaban el local y huían cargados de alimentos.

Isabelita: Figura líder de la Corte Malandra. No se tiene seguridad sobre su verdadera procedencia pero cuentan que pertenecía a una familia adinerada y fue violada a los 12 años de edad. Se casó con un hombre negro, de Barlovento, estado Miranda, que le fue infiel con una amiga. Por esa razón juró vengarse de todos los hombres. Su estatuilla no puede estar en un altar santero que también tenga la figura de algún negro. Tiene amplio poder para resolver toda clase de problemas.

Tomasito: Murió de 132 tiros (sin contar la balas que pasaron por el mismo hueco) durante un intento frustrado de robo a un banco. Sus cómplices (que creía sus amigos) lo dejaron solo al llegar la policía.

Jhonny:
Muchacho de buena familia. Vivía en un apartamento que sus padres le compraron en Los Chaguaramos. Su pecado fue no cumplirle a unos jíbaros que le dieron muerte. Se dice que es el más pacífico de la Corte.

Elizabeth: Su estampilla reza: “De recia personalidad y esbelta figura, Elizabeth irradia dominio y poder. Invóquela en momentos difíciles y logrará un gran apoyo. Téngala con usted en algún lugar visible de su hogar. Ofréndele velas rojas”. No es la misma que salía en televisión.



Otros santos son Petróleo Crudo, Miguelito, Pez Gordo, Luis Sánchez, Juan Hilario, Ramón, Freddy M (no se sabe si su apellido era Martínez o Machado), William, Yiyo, Jacobo, Antonio y El Ratón, entre otros.

Sincretismo urbano



Para el antropólogo Arturo Jaimes, la Corte Malandra tiene su origen en la capacidad de sincretismo presente en las comunidades con mayor apertura en sus sistemas de creencias, así como también en la proyección del personaje de héroe o mártir proyectados sobre un momento histórico, a través del relato de la epopeya o de sus cualidades como personaje con actitudes reconocidas en vidas.

“Eso le ha permitido al panteón de la santería ir sumando personajes de diferentes épocas con distintas cualidades, que suelen ser significativas para el seguidor y aquel que necesite una ayuda desde el altar, en diferentes momentos y contextos”, explica.

De ese modo, según el antropólogo, la Corte Malandra viene a adecuarse a un nuevo escenario urbano en donde la religiosidad es una forma corriente del sistema de creencias en localidades donde hay patrones de habitantes provenientes de otros lugares del país o de otras nacionalidades, por sectores del barrio e inclusive por las actividades que desempeñan.

“Y es aquí donde entraría este nuevo simulacro y el correspondiente performance de las cualidades que se le asignan al trío de la corte. Porque es curioso que conforman -al igual que en el cristianismo- el trío de la Santísima Trinidad, con la contraposición de género (dos masculinos y uno femenino), y vienen a suplir necesidades de mucha complejidad en que viven estas comunidades de creyentes en su medio de acción”, apunta Jaimes.

El investigador hace referencia al video “Quiero hacer plata” de Guerrilla Seca en el que una imagen se relacionaron el altar de la Corte Malandra. Dicha representación, unida a la letra y a la gesticulación del dúo, evidencian el metalenguaje detrás de esa creencia.

Por último, señala que las creencias poco ortodoxas suelen reformarse en su interior en la medida en que se adecuan a los nuevos tiempos y constituyen una salida necesaria para la comunidad de creyentes. Su auge depende de la atribución de situaciones sobrenaturales o milagros, es decir, de su efectividad.

Babaluaso
Administrador/Moderador de omibabalu.com
Correo: info@omibabalu.com

Desconectado babaluaso

  • Administrador
  • Moderador
  • *****
  • Mensajes: 3575
  • País: es
  • Sexo: Masculino
  • http://www.omibabalu.com
    • omibabalu.com 1ª Comunidad Yoruba online
Re: LA CORTE MALANDRA O CORTE CALE
« Respuesta #1 en: Octubre 12, 2007, 11:43:13 am »
 Hola a todos, me tome el atrevimiento de colocar este interesante articulo, y luego invito a debatir constructivamente, a cada uno de vosotros, los que no compartimos esta idea y los que si, asi que antes de dar mi humilde opinion quiero que lean este articulo y luego demos rienda suelta a nuestras opiniones, ashe.

Babaluaso
Babaluaso
Administrador/Moderador de omibabalu.com
Correo: info@omibabalu.com

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #2 en: Marzo 01, 2009, 06:30:21 pm »
Saludos foristas y espiritístas en general....

Según las estadísticas del foro de Omibabalú, el tema más visitado es este, y no solo eso, sino que es el que mayor número de veces se imprime; por eso merece la pena que se fije. Sin embargo, debo aclarar que las únicas dos personas que contestaron a este tema, y cuyas respuestas no tuvieron trascendencia alguna, pues se trató de una opinión muy personal y que no aportó elementos de análisis alguno sobre la corte malandra o calé, fueron dos miembros expulsados de Omibabalú, por eso borré sus mensajes. Por lo tanto invito a los pocos espiritístas que en Omibabalú participan, lo conviertan en el tema no solo más visitado, sino el de mayor número de respuestas, para que así aporten su conocimiento personal sobre esta polémica corte.

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #3 en: Abril 22, 2009, 07:13:00 pm »
Iború, Iboyá, Ibosheshé...

Honestamente no he querido participar en este tema porque contiene algunos aspectos que me "irritan": hay muchas contradicciones, pero lo que más me llama la atención es cómo finalmente el vox populi termina por deformar la realidad y hacer de algo inconcreto, de una leyenda urbana, “un culto espiritual” que aparentemente funciona... más yo no soy nadie para juzgar moralmente a unos delincuentes que por azar de no sé quién o qué razón se "convirtieron en Santos" y quizá lo que dice Ligia de "creer en las segundas oportunidades" sea cierto...

De cualquier modo, buscaré ser objetivo al emitir mi opinión personal, misma que su vez trataré de separar de los pocos conocimientos que su servidor tiene en el campo espiritual...

Entrando en la materia directamente, les diré que de acuerdo a nuestras enseñanzas, dependiendo de la forma en que murió una persona, tarda un cierto tiempo en pasar a otro plano o incluso a "reencarnar" directamente...

muerte natural (por enfermedad): 25 años...
muerte por accidente (ya sea responsabilidad directa o por 2das o 3ras personas): 50 años...
muerte por homicidio (por asesinato): 100 años…

En esos periodos, el alma de la persona permanece en el estado de lo que nosotros llamamos “muerto”…

El “muerto” es todo aquel ente, alma, desencarnado, fantasma, espíritu o como quieran llamarlo, que sigue con nosotros aunque en otro plano dimensional, y que dependiendo su nivel vibracional, está destinado a realizar “trabajos” que le ayuden a evolucionar y alcanzar la luz para pasar al siguiente estrato evolutivo… y al siguiente… y al siguiente… hasta que vuelva a reencarnar o se convierta en lo que comúnmente se le reconoce a los niños como “ángel de la guarda” o incluso a niveles superiores cuya jerarquía es bastante extensa y por lo mismo, complicada de explicar…

Ahora bien, “los trabajos” que debe realizar el muerto pueden ser de diversos tipos: convertirse en guía espiritual, aceptar el trato que le proponga un brujo, curandero, espiritista, muertero, palero, sanador espiritual, espiritualista, médium, chamán (o cualquiera de las personas que tengan el don para comunicarse con ellos y ponerlos a trabajar), para hacer trabajo bueno o malo: el desencarnado lo hará sin importar si es para hacer el bien o el mal y siempre deberá recibir a cambio “un poco de luz” como pago, ya que la ayuda que él proporciona –insisito en señalar que la labor del muerto “per-sé” no se juzga ni como positiva o negativa- y siempre será una buena acción dentro del mundo “espacio/tiempo” en los que se mueve y por lo mismo le permitirá avanzar en el largo trayecto que tiene que recorrer para llegar al siguiente escalón ya mencionado....

Por ejemplo: cuando se trata de “sacar” al muerto que se haya “posesionado” de un cuerpo, lo último que se debe hacer es practicar el sobrevalorado exorcismo: para quitar a un ente oscuro lo primero que se debe hacer es “tranzar” con él: llegar a una cuerdo para que “se salga” de la manera más diplomática posible y dañe lo menos que se pueda el cuerpo físico del afectado… y ya sea que se le “saque” por la buena o por la mala el pago al muerto deberá ser “luz”… incluso una vez fuera, se le pueden dar dos opciones: puede “seguir su camino” o quedarse durante un año a lado de la persona a la que perjudicó y servirle de protector, como parte de los mismos “trabajos” que puede realizar para evolucionar (ocasionalmente –si él mismo lo desea- puede irse también “a trabajar” con la propia persona que se encargó de retirarlo)…

Existen muchas formas más de “trabajar” para que el “muerto”, el alma de una persona evolucione, más lo que NO debe hacer el brujo, curandero, espiritista, muertero, palero, sanador espiritual, espiritualista, médium, chamán es hacerlo hablar: sólo entre los 20 y los 40 días después de su muerte, el muerto puede hablar a través de cualquiera de esas personas que tengan el don para comunicarse con ellos… no se puede hacer en los primeros 20 días pues el alma aún está en estado de asimilación de su nueva condición incopóreo/espiritual… y después de los 40 días y durante los siguientes 100 años como máximo, hacerlos pasar a través de “la carne” (un tercero) es obligarlos a perder todo el “tramo” que hayan avanzado y comenzar de nuevo de cero: aquí lo que se hace es que se les llama y se hacen presentes en forma incorpórea frente al ser querido que los busca y a través del “espíritu guía” del intermediario transmiten el mensaje o también puede hablar con imágenes, mentalmente o directamente con el mediador y este transmite las palabras (hasta donde sé el único que no les provoca retroceso si los "pasa" o los "deja montar"es aquel que tiene un don especial: el médium)…

En todo este contexto surge el cuestionamiento:

¿Es válida entonces la creación de las Cortes Espirituales con el alma de cualquier individuo?

¿Por mucho que quieran emular a un delincuente con Robin Hood, argumentando que el despojo al "rico" para darle al "pobre" es justicia, acaso el robo no es la acción de despojar a una persona del producto de su trabajo y esfuerzo?

¿Es justo otorgarle el estaus de "Santo" a cualquiera que en vida haya hecho daño" y por mucho que la opción de las Cortes Espirituales les sea una "oportunidad" para resarcir todo el mal que hicieron y las consecuencias que les dejaron a los vivos?

De ser cierto lo anterior ¿Adolfo Hitler, Augusto Pinochet, Idi Amin, Shimon Peres, Francisco Franco, Klement Gottwald (y en breve George W. Bush) serán "Santos" sólo porque algún desquiciado admirador afirme que merecen contar con una Corte Espiritual?

Continuaremos con el tema…

Saludos…

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #4 en: Abril 27, 2009, 06:27:31 pm »
Iború, Iboyá, Ibosheshé...

Quiero retomar algunos elementos fundamentales sobre el espiritismo y los médium antes de entrar de lleno en el tema, primero desde el punto de vista Kardeciano, y por otra parte, bajo la perspectiva (personal) espiritualista y muertera de su servidor…

El espiritismo se dedica al estudio del origen, la esencia y el futuro o destino de los espíritus y la relación que estos mantienen con los vivos en el llamado plano material. La base principal de la creencia es la certeza en la vida espiritual con conciencia después de la muerte. Para el espiritismo el espíritu es eterno y va evolucionando a través de las reencarnaciones, las cuales le permiten aprender y desarrollar a través de su destino y por medio de diversas situaciones.

Un médium que pasa muerto puede ser un espiritista, más no siempre un espiritista puede ser un médium que preste su cuerpo para que los desencarnados hablen… de cualquier modo el médium tiene la virtud de “comunicarse” con los espíritus y transmitir sus mensajes o necesidades estando estos otros planos dimensionales.

Por lo anterior, sabemos que el médium o el espiritista tienen diferentes métodos para transmitir los “recados” de un muerto que está destinado a informarle a un familiar o conocido. El método más común (y de alguna manera básico) es el de la psicografía: en el que la persona entra en trance y comienza a escribir las palabras que el espíritu le dicta… otra forma es el dibujo automático, en el que más que palabras, el desencarnado habla con imágenes.

Una forma más impresionante, por llamarla de alguna manera, es la que en la práctica ejecutan la incorporación o el pase de muertos, para lo cual la persona debe cumplir diversos requisitos: tener suficiente experiencia en el manejo de los diversos canales de a través de los cuales se recibe el mensaje espiritual, conocimientos sobre comunicación telepática, control sobre las diversas frecuencias o vibraciones espirituales con las que se maneja el espíritu, controlar el miedo, los nervios y a su vez, la agresividad o el sentimentalismo... también debe poseer una conciencia elevada, un cuadro espiritual activado y a sus guías espirituales plenamente informados del momento en el que el muerto entrará en su cuerpo, para que éste no busque “quedarse” más allá del tiempo necesario para manifestar lo que desea, pero también para que la presencia de una energía “contraria” a la que mantienen todos los seres vivos, no provoque desestabilización, ni trastornos emocionales o incluso daños físicos después de prestar su cuerpo.

Es común que en una sesión espírita, donde el médium “preste” su cuerpo para que el muerto hable, el espíritu que toma posesión provoque que “la carne” prestada asuma de inmediato las características que tuvo en vida (desde movimientos de las manos y el uso de cierto lenguaje, hasta el mismo tono de voz), por ello es que se debe tener siempre a la mano tabaco y bebida, ya que el poseso puede pedirlos y entregárselos, lo cual puede ser tomado como una ofrenda: su servidor ha sido testigo de cómo un médium en posesión puede consumir una botella completa de cualquier bebida alcohólica a las 10 de la mañana, sin que provoque alguna borrachera o resaca en el religioso una vez que termina la sesión.

El espíritu se caracteriza por ser una entidad incorpórea que es reconocida en muchas religiones, y podría afirmarse que todas coinciden de alguna manera en decir que mientras está en esta etapa de su proceso evolutivo, el espíritu de la persona adoptará la condición de “muerto” (o ánima, o fantasma, o ser espiritual, o desencarnado): por ello es que cuando hace manifiesta su presencia, asume parte de las características que tuvo en vida, para bien o para mal.

Sólo hasta que evoluciona a la siguiente etapa vibracional, el muerto se convierte en “alma” y en ese momento rompe con todo vínculo que pudiera permitirle algún tipo de contacto con él. Así, en ese momento el espíritu de la persona ya no es un “muerto”, es una alma que se determina, entre otras cosas, por ya no tener identidad sexual, por perder la parte racional y la capacidad limitada de decisión que lo caracterizaba, y a su vez por haberse despojado totalmente de la personalidad que tuvo en vida: deja de ser individuo y se convierte en el principio vital, en un yo superior con conciencia universal.

No obstante, Allan Kardec sentencia claramente al decir que si bien: “el médium es, por tanto, el medio, conexión, puente o lazo de unión entre el mundo físico y todo lo que se encuentra más allá de lo físico, en esa otra dimensión superior, más sutil, que encontramos tras lo que mal llamamos muerte"… sin embargo “no olvidemos que el mundo espiritual está habitado por todo tipo de seres, desde los más evolucionados que ya abandonaron las etapas humanas y que son para nosotros mentores y maestros; como también seres oscuros, burlones o mal intencionados que tratan de engañar, embaucar y perturbar a los humanos de muchas maneras, por ejemplo a través de un médium”...

Continuaremos con el tema…

Saludos…

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #5 en: Abril 27, 2009, 07:28:04 pm »
Saludos omoiré......

Usted describe el espiritismo de Alan kardec, el cual es compatible con la esencia del cristianismo, pero que no comulga con la ideología de la prostituta de Babilonia (la iglesa católica), debemos recordar que esta última condena esas prácticas; pero yo dudo mucho que los espiritistas que trabajan con esa corte conozcan los preceptos del espiritísmo científico. Sería bueno que los afectos a la corte malandra, leyeran El informe Felas del autor felas du Richard, para que se enterararan lo que dice este espiritualista, sobre el aumento de la delincuencia a nivel mundial.

Suerte.

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #6 en: Abril 27, 2009, 11:11:50 pm »
Saludos Sr. Cuevas...

Efectivamente, una parte de mi último posteo son conceptos Kardecianos... la otra es mi experiencia como muertero y espiritualista... hay mucha similitud pese a que su servidor se declara no practicante del espiritismo de Allan Kardec... consideré necesario incluir un poco "de teoría" para tratar de exponer mi punto de vista sobre los famosos malandros... ya mero llega la polémica...  ;D

Saludos...

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #7 en: Abril 30, 2009, 09:46:51 pm »
Saludos foristas.......

¿Un Malandro "espiritual" necesita de drogas y de alcohol para evolucionar… o busca hacer méritos para recibir luz?... si la respuesta correcta tiene que ver con los vicios, entonces sírvanme otro tequila, por favor…

Usted tiene razón omoiré, un desencarnado que necesita de las drogas y el aguardiente para manifestarse, solo denota un apego muy fuerte al plano material, lo que señala que está en un plano de poca luz o pántano espiritual.

¿Es necesaria la figurita de Ismael portando una pistola en la cintura y dentro de una Bóveda espiritual, cuando estos vórtices de luz son para lo contrario: para proteger, salvar, ayudar y defender a personas precisamente de esa clase de tipos abusivos?

Recomendé leer el informe Felas, pues allí su autor narra que cada vez que un delincuente muere tiroteado en la vía por las fuerzas del orden, o apuñalado por otros hampones, o inclusive si es víctima de la pena de muerte impuesta por el estado; esos desencarnados son capaces de influenciar mentes débiles y no preparadas en el plano terrenal, amén de llevarlas por el mismo camino que ellos transitaron; así que acudir a malandros para que sean nuestros guías espirituales y nos resguarden, es aprobar tácitamente la conducta que tuvieron en vida. No se porqué razón me acordé de cuando los Rolling Stones, acudieron a los Hell´s Angels, en vez de acudir a la policía para que brindaran seguridad a su concierto, y ya sabe usted lo que alli ocurrió.

Suerte.

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #8 en: Abril 30, 2009, 11:11:03 pm »
Iború, Iboyá, Ibosheshé...

Y sin embargo Olowo, hay quienes les rinden culto (a "Los Malandros") y los defienden con extraña pasión...

Por lo demás, tengo una duda: estuve buscando el Informe Felas y no estoy seguro de haber leído el documento correcto, podría usted informarme de dónde bajarlo en la web?...

Y aprovechando el comentario, le cuento: cuando una persona muere asesinada en la calle, en el preciso lugar (al menos en méxico), suele ponerse una cruz de metal que incluye el nombre y la fecha en que la persona murió... el partido de izquierda que gobierna la ciudad capital suele respetar esa "tradición" y deja esa cruz un año, tiempo que cuando se cumple, es retirada... los muerteros sabemos que la última referencia del espíritu que ese muerto tiene de la vida física es esa cruz, ese punto, razón por la cual también conocemos el secreto de cómo hacer trato con ellos en ese preciso lugar para que dicho muerto se encargue de hacer (por extraño que parezca) trabajo negro o blanco con ellos... pero también es un punto peligroso: son de sobra los casos en los que hemos tenido que intervenir porque personas de carácter débil que transitan por ahí son víctimas del "muerto", éste se les pega y son capaces de hacerle la vida imposible al "descuidado"...

Dado lo curioso de las situaciones, pero también tratando de no desviar la atención del tema de "Los Malandros", le pediría nos indicara (a Gaga y a mi) en dónde postear nuestra última experiencia relacionada con el caso de un joven al que se le pegó un muerto, y en el cual tuvimos que trabajar ("quitarlo", le decimos) para que dejara en paz al pobre adolescente que entre otras cosas le hizo terminar en un hospital psiquiátrico por "síntomas de locura"... todo esto apenas hace un par de semanas... usted me dice si pudiera resultar de interés para los foristas y en dónde lo platicamos...

Saludos...

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #9 en: Abril 30, 2009, 11:22:38 pm »
No podría indicarle donde bajarlo en la WEB, pues lo compé hace más de 7 años y lo tengo en una edición de papel barato (no resulta muy caro). En cuanto al tema que quiere plantear, pues coloquelo donde corresponda, usted sabe lo que relatará y si puede estar a la vista del público o no.

Suerte.

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #10 en: Mayo 07, 2009, 05:39:09 pm »
En cuanto al tema que quiere plantear, pues coloquelo donde corresponda, usted sabe lo que relatará y si puede estar a la vista del público o no.

Iború, Iboyá, Ibosheshé...

En el siguiente link encontrarán la última experiencia relacionada con la forma en que un muerto oscuro se le pega a una persona, en este caso a un adolescente, y como quitarlo: http://omibabalu.com/foro1/index.php?topic=1005.0

Saludos...

crisocola

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #11 en: Mayo 18, 2009, 02:22:30 am »
Esta semana, el programa "Primer Impacto" de la cadena Univisión, se esta transmitiendo un reportaje titulado "Santos o no tanto", en el cual incluso el reportero se vino a Venezuela a hacer el reportaje, y en el mezcla santería, palería, espiritismo marialeoncero, y hasta el culto a la corte malandra o calé. Lo peor ha sido que un supuesto "santero" ha acompañado al reportero al cementerio y le ofrece testimonios allí, testimonios completamente imprecisos y que crean un "arroz con mango" peor que el ya existente entre los neófitos o los quen desconocen estos temas.

Mi pregunta es, ¿si la cadena Univisión quiere hacer un programa sobre estos temas, no debería documentarse mejor antes de comenzar a hacerlo?, ojalá tengan chance de ver estos micros, de repente en  you tube están, para que vean las locuras que allí se han dicho.

Aparte de que para el tema Osha e Ifá, no tienen ni que venirse para Venezuela, porque allá en Miami tienen bastantes fuentes de información.

Saludos

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #12 en: Mayo 18, 2009, 03:58:40 am »
Saludos foristas.....

Crisocola eso tiene sus intenciones veladas y no son precisamente religiosas; hay unos locos que quieren generar una matríz de opinión, de que el presidente de Venezuela quiere exhumar a Bolívar para fundamentarse una Ganga con el Libertador, por eso la fuente para Univisión es Venezuela, no Miami, Cuba o México.

Suerte.

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #13 en: Mayo 18, 2009, 04:51:05 pm »
Iború, Iboyá, Ibosheshé...

Se supone que Hugo Chávez ya tiene esa prenda fundamentada con los restos de Simón Bolívar desde hace muuuuucho tiempo, pues entre otras cosas se dice que su Orisha Tutelar es Shangó (aunque recientemente se ha consagrado ya como Sacerdote de Ifa, pero también se dice que sólo es Palero).. je je je, todo lo que inventan con tal de desprestigiar a un líder político...  ;D

Saludos...

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #14 en: Mayo 18, 2009, 05:47:56 pm »
Saludos omoire....

Te faltó decir que su mano de Orunmila es Iwori melli y se la entregó su padrino de Ifá Fidel Castro Ruz.  ;D

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #15 en: Mayo 18, 2009, 06:17:40 pm »
Saludos crisocola ...

Mucho se habla del libro "El Monte" escrito por Lydia Cabrera... y para bien o para mal...

Hay quienes dicen que está plagado de mentiras dichas a porpósito por los Viejos Paleros y Tatas de Cuba... otros afirman que es un excelente compilado de conocimiento del Palo Monte... más algunos más juran que si bien es un libro válido y digno de consultarse, también tiene varias imprecisiones... y yo me inclino por ésta última opinión… una de ellas es esa afirmación de que mientras el muerto en vida haya sido de lo peor, más poderosa será la prenda... aquí comienzan las leyendas negras: si el sacerdote de Palo es una destinada a evolucionar al parejo que el Nfumbe residente en la prenda, entonces para qué se busca “poder”?, para evolucionar, lo dudo… para ayudar, quizá pero el tener una prenda poderosa para ayudar debería de limitarse a eso, pero siempre una prenda poderosa termina usándose para hacer trabajo malo… entonces?... entonces en problema son precisamente los pendencieros sacerdotes de Palo quienes han sido responsables de la mala imagen de esta “enigmática e incomprendida religión”…

En ocasiones me siento frustrado de que muchos asiduos a este foro no busquen realmente aprender o debatir todo lo que se comenta en los posteos… hace poco el Sr. Rubén Cuevas propuso dos temas muy interesante que no recibieron replica pero que daban para una gran discusión: 1) la fundamentación de prendas con la kiyumba de los sacerdotes desencarnados y 2) dejar una autorización para que los sacerdotes Congos fueran exhumados y siguieran la línea ancestral en sus fundamentos… y hay muchos temas más que podrían abordarse, por ejemplo, cómo la Ceremonia de Rayamiento alinea los chakras… por qué el rayamiento levanta la salud de cualquier enfermo e incluso salva vidas y cura el cáncer o el sida… je je je, taaaaantos temas interesantes….

Pero no, a muchos sólo les interesa aprender obra mala o como trabajar con el muerto para perjudicar a los enemigos… a mi correo personal me llega cada consulta, muchas de personas aparentemente desesperadas que me preguntan acerca de cómo hacer trabajo negro con la prenda para evitar “que los corran del trabajo”, “cómo le hago para correr al socio de mi esposo?” o “quiero poner en su lugar al vecino que quiere matar a mi perro”… y yo me pregunto: para eso quieren una nganga? para eso quieren un muerto inculto y pendenciero?...

Hace tiempo el Oluwo Cuevas sugería acertadamente que el Nfumbe siempre mantiene ecos de sus vicios y virtudes de lo que fue en vida, entonces, queremos al que fue un delincuente para que con la misma actitud prepotente que mantuvo en vida llegue y destruya al vecino que se enoja porque nuestro perro ladra a la media noche? o queremos un Nfumbe al que le podamos preguntar si el perro ladra a la media noche porque su doble alma detecta la presencia de un muerto malo que nos quiere dañar (recordemos que el trabajo negro en el Palo se trabaja entre las 23:00 y las 1:00)?

Para terminar déjeme reproducirle un poco más del párrafo del Tratado de Palo en dónde se habla de las características que debe tener el muerto al momento que se llega al Campo nfinda ha hacer trato con él y ofrecerle resida a un fundamento... si observa con atención encontrará entre líneas la razón de ser de muuuucho de lo comentado en este posteo y en otros más de la sala de Palo de este foro:

"El palero se adueña de un muerto, siempre buscando la forma que este espíritu haya tenido una vida lo bastante dura, locos, enfermos o accidentados, apoderándose de los huesos . El alma queda apegada al cuerpo o huesos, "va por costumbre a buscar lo que es de él", todo el tiempo que perduran sus huesos: y en la cabeza o cráneo, la "Kiyumba", los más apreciado para los brujos , encuentran el cerebro, la sustancia de la inteligencia."

Nsambi lo akutare...

omoire

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #16 en: Mayo 19, 2009, 05:13:00 pm »
Saludos omoire....

Te faltó decir que su mano de Orunmila es Iwori melli y se la entregó su padrino de Ifá Fidel Castro Ruz.  ;D




Buen día Sr. Cuevas...

mmmmm... mucho se ha dicho y escrito sobre los grados religiosos de Don Fidel Castro... su servidor conoce a algunos Babalowos mexicanos que han recibido todas sus consagraciones en Cuba (e incluso permanentemente hacen iniciaciones a otros en la isla) y me han contado historias más específicas (algunas de ellas "escalofriantes") sobre Santeros y Babalowos y el uso que le han tratado de dar a la religión, a favor y en contra, de Don Fidel... más el señor sigue vivo: será que es cierto que es hijo de Elegguá?... o será que esa circunstancial lectura que hice de la descripción de las ceremonias que se hizo en áfrica  fueron suficientes para que se convirtiera en lo que es?...

Sea como fuere, el Sr. Fidel Castro es una leyenda... y con todo respeto el Sr. Hugo Chávez va en camino de convertirse también en alguien con su estatura porlitico-histórica similar...

Son religiosos de Osha, Ifa o Palo?... je je je, creo que si su renombre e importancia mundial fuera por eso, entonces muchos de nosotros podríamos ser iguales o mejores que ellos en términos de poder, personalidad e importancia... pero no, más bien pienso que al igual que muchos personajes que han traspasado las barreras de tiempo y se han convertido en leyendas son simplemente seres humanos de carne y hueso que estuvieron en el lugar y el momento adecuados...

Saludos...

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #17 en: Mayo 19, 2009, 05:27:35 pm »
 ;D  Ja ja ja Omoiré solo escuhé que Fidel es Osa melli y como tal hijo de Oyá; pero eso no lo puedo asegurar. Lo que si es cierto es que a Hugo Chávez le dejaron cerca del palacio de Miraflores dos gallinas negras sin cabeza y unas ajitenas en el piso, él solo comentó a modo de chiste por la TV, que no le hicieran brujería con Vudú, pues con eso no lo iban a desalojar del poder que le había dado el pueblo.  :D 

Suerte.

crisocola

  • Visitante
Re: La Corte Malandra o corte Calé
« Respuesta #18 en: Mayo 20, 2009, 09:18:12 am »
Lo que si les puedo comentar, es que en el libro "La autobiografía de Fidel Castro", su autor, Norberto Fuentes, quien fue cercano colaborador de Fidel, dice claramente que Fidel tiene hecho Agayú. Ahora, no se si será verdad o cuento, pero eso es lo que ese autor dice allí.

Saludos