Autor Tema: Odde el espíritu de la cacería  (Leído 4885 veces)

Rubén Cuevas

  • Visitante
Odde el espíritu de la cacería
« en: Octubre 17, 2009, 03:21:41 pm »
Saludos foristas y usuarios de Omibabalú.

Vale la pena copiar del boletín n° 31 del Proyecto Orumila.org la siguiente información:

Cito

Oddé

Oddé se presenta como el padre de Oshosi, hijo de Yemayá y Osain. Es dignatario de los hechiceros cazadores. Es una especie de Entidad que vive con Ozain, del cual se dice que es hijo legítimo. A Odde se le relacionan 101 especies diferentes de aves, aunque en su carga sencilla se utilizan sólo 21 especies. Lleva muchas raíces, entre las cuales no pueden faltar: papa, Shayo y varias tierras y palos. Se monta en un muñeco que tiene la lerí forrada de caracoles y rematada con un frontil de venado, con sus astas y dos tarros de buey. Es un Orisha que entregan exclusivamente los Babalawos y las funciones de Oddé son muy parecidas a las de Oshosi. Oddé salva a las personas de la persecución, de las injusticias que ocurren en los tribunales, de las fuerzas e irradiaciones malévolas orientadas contra una persona inocente. Oddé no se asienta en cabeza de nadie. Los Oloshas no lo consideran un Orisha Ololori de ningún ser humano sino una especie de fuerza de la naturaleza o del entorno.

PATAKIN

El Camino Donde Nació Oddé.

En la ciudad de Ketú vivía Okute que era mujer de Ogún Alaguede y tenía tres hijos; Añaguí, Akoro e Igbó. Igbó tenía los cabellos largos y con vuelos como un carnero, Añaguí vivía en los arrecifes y tenía dos caras. Y Akoró era muy feo y trabajaba en los campos.  A Añaguí ella lo dejaba en los arrecifes pues él no quería salir de allí. Un día ella va a casa de Orunmila a ver la suerte de sus otros dos hijos Igbó y Akoro y le salió Oyekun Birete, donde Orunmila le dijo que uno de sus hijos sería cazador; pero si él cazaba de noche en luna llena, Osain lo encantaría y no podría volver a la casa. Yemayá regresó a la casa y se lo dijo a Igbó, pero este no hizo caso y salió a cazar en luna llena. Todos los cazadores en el monte se reunieron alrededor de un gran Iroko y de ahí partieron. En el monte, Igbó se encontró con Osain el cual lo encanto con sus hojas y se le adormeció toda la cabeza y no sabía donde se encontraba. Cuando se despertó, se había convertido en Oddé -el hechizado- sin saber nada más de lo que sucedía en el mundo de los vivos. Cuando la cacería terminó los cazadores se reunieron junto al iroko y llamaron con sus cuernos de caza en vano, pues él no regresó. Akoró se puso muy inquieto cuando los cazadores le dijeron a Okute que su hijo no había regresado. Yemayá supo enseguida lo que había pasado. Akoró decidió ir a buscar a su hermano y fue a la herrería de su padre y forjó siete herramientas -pico, pala, hacha, lanza, cuchillo, guadaña y machete-, se las echó sobre la espalda y se fue al monte. Abrió un camino cantando:

    "Ogún Nikote Bowale
    Mariwó Loare
    Akoro Nikoto Bowale
    Mariwaó Loare".


Y se encontró con Oddé cubierto de plumas de los animales cazados. Lo echó sobre su espalda y volvió con él donde Okute. Ésta no lo quiso recibir y le dijo que por desobediente no era digno del amor de su madre ni de su padre. Akoró dijo: "Si ustedes no pueden recibir a Igbó, no me reciban a mí tampoco, me voy con él para el monte". Y en el camino cantaba:

    "Awa Bogbo Ni Togun O
    Nile Tona Ni Alaguede
    Awa Siba Omorode
    Ogún Akoro Shi
    On Bogbo Koro Nire
    Mariwao Obogde Obogde
    Ogún E Mariwo Obogde Obogde".


    Y así se quedó a vivir con Igbó.

Fin de la cita.


Suerte.

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: Odde el espíritu de la cacería
« Respuesta #1 en: Octubre 23, 2009, 03:09:31 pm »
Saludos foristas.....

Esta historia de Oddé es interesante, pero debe tambier relatarse la de Oshosi, pues ambas tienen una fuerte conexión, cuyo punto nodal es la madre de ambos. En el signo de Ifá Oshé Kana nace Oshosi (el cazador); hijo de Oddé y cuya acción más notable, fue que por hacer justicia consigo mismo mató a su madre (Yemayá). Narra la historia mitológica de los códices de la diáspora africana, que Orunmila bajó a la tierra y le encomendó a Oshosi cazar una codorniz, la cual necesitaba Olofi (en otras vertientes del cuento es una paloma); lo cierto es que Oshosi aceptó inmediatamente la encomienda, pues se trataba de una necesidad del supremo. Oshosi cazó su ave y la encerró en una jaula para entregársela posteriormente a Orunmila; cuando al día siguiente llegó Orunmila para que Oshosi le entregara el ave, Oshosi se sorprendió pues no se encontraba en la jaula; Oshosi se molestó y le dijo a Orunmila que le habían robado la codorniz y que saldría de nuevo al monte para capturar otra ave. Cuando Orunmila bajó al día siguiente a la tierra, la jaula estaba nuevamente vacía; ya Orunmila empezó a dudar de la palabra del Dios de la cacería, pero este furioso le dijo a Orunmila que lo esperara, salió de nuevo al monte y cuando regresó traía el ave en sus manos. Oshosi le pidió a Orunmila subir al cielo con él para entregarle el mismo la codorniz a Olofí; Orunmila aceptó y Olofi se puso muy contento al recibir lo que necesitaba y quiso premiar a Oshosi, por ello le dijo que le hiciera una petición, que él se la concedería de inmediato. Oshosi molesto porque había quedado mal ante Orunmila, le pidió que cuando él bajara de nuevo a la tierra y tensara su arco, la flecha disparada diera en el pecho del ladrón que le había robado en dos oportunidades la codorniz; Olofi le concedió el deseo no sin antes advertirle “te arrepentirás de ello”. Ochosi al llegar a la tierra, efectivamente disparó la flecha pidiendo justicia para si mismo, pues fue víctima de dos robos consecutivos. La sorpresa de este Dios yoruba fue grande, al encontrar a su madre (Yemayá), tirada en el suelo del huerto donde cultivaba sus ñames, con la flecha de él clavada en el pecho. Oshosi lloró y prometió no cazar más nunca, pero si proteger a los cazadores.


Suerte y luego comentaré ambas historias y su significado

oshun leri

  • Visitante
Re: Odde el espíritu de la cacería
« Respuesta #2 en: Noviembre 09, 2009, 07:53:59 am »
Iboru, Iboya, Ibosise.
Ashe Awo este tema de Odde y Oshosi es un tema complicado.
Odde es un orisha que no se le puede entregar ni a los aleyos ni a las mujeres.
En nuestra pràctica afrocubana.
En consagraciòn de Ifa Orisha se entrega Oshosi consagrado en ifa, Odde y otra deidad llamada agogo.
Juntos forman una trilogia.
Este tema es sumamente delicado y exclusivo de ustedes los mayores Bogbo Awoses.
Saludos cordiales y gracias de antemano por escribir datos informativos de este tema tan interezante.
Ogbo Ato.