Autor Tema: Se me subió el muerto!!!  (Leído 4227 veces)

Gaga

  • Visitante
Se me subió el muerto!!!
« en: Marzo 28, 2009, 08:15:07 pm »
Saludos Foristas!!!

Es muy común que alguien haya experimentado en carne propia, o escuchado testimonios, sobre aquello de que "se me subió el muerto!!!", y dado que estas vivencias suelen ser, por decirlo de cierta forma:
fuerte?
espantosa?
terrible?
escalofriante?
impotente?
los invito a que contemos nuestras experiencias relacionadas con ese suceso, y después procedamos a analizarlas para tratar de llegar a una explicación y conclusión sobre este tema tan común, pero a su vez poco tomado en serio.

Ashé, ;)

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #1 en: Marzo 29, 2009, 10:21:17 pm »
Saludos foristas....

Muy interesante tu propuesta Gaga, por eso la apoyaré contando lo que me pasó solo hace una semana y que me sorprendió, más no me causó terror alguno, pues un sacerdote yoruba no debe, ni puede sentir algún tipo de temor ante un espectro o eggun de baja luz. El signo de Ifá de este año en mi casa anuncia guerras (Iwori Oggundá), pero como los animales protagonistas de este signo son los chacales y las hienas, asumimos que la guerra no solo sería con gente del plano de los vivos, sino también con gente del plano de los muertos; por eso mi familia y yo decidimos defendernos en conjunto con los fundamentos y atributos de eggun que poseemos. pero hasta en el cuartel mejor defendido, un descuido de los centinelas puede ocasionar que el enemigo lo penetre.

Resulta que hace unos días, mi esposa, mi hijo y yo nos quedamos viendo por TV una vieja película de Al Pacino la cual finalizó a las 3 AM; luego de despedirnos, mi hijo se retiró a su cuarto, y yo me fui a la cama con mi esposa e inmediatamente nos dormimos (producto del estrasnocho); no se en que momento sentí una respiración en mi cara y cuando abrí los ojos (o creí que los abrí) vi una cara de mujer deformada (algo parecido al retrato de Dorian Gray despues de la puñalada), la cual me grito: Soy una muerta de la calle, en ese momento grité el nombre de mi esposa para que se despertara, pero sentí un griterío (como una pelea) y que mi cuerpo era sujetado y sacado de la cama, pero cuando ya tenía medio cuerpo afuera de mi lecho (y yo soy bastante pesado) me soltaron, momento en que me desperté; inmediatamente sentí las voces de mis protectores que me dijeron: Ya la sacamos, pero yo les pregunte: ¿y quién es esa? y me contestaron: ella misma te lo dijo, pero esa es una muerta que le gusta estar jodiendo y asustando a quien le da la gana en el barrio, yo me molesté un poco pues soy sacerdote de Ifá y me latió en mi propio cuarto, por eso les volví a preguntar un poco molesto ¿y porqué la dejaron pasar hasta mi habitación si ustedes y yo tenemos un acuerdo?

Al contarle a mi esposa y a mi hijo en la mañana lo sucedido en la madrugada, mi hijo se reía y se burlaba (como típico hijo de Elegbara) diciendo que los centinelas no la habían visto pasar, pues estaban jugando caída (un juego de barajas muy popular entre los militares). Lo cierto es que cuando acudimos a nuestro fundamento de eggun, para averiguar ¿porqué ese espíritu burlón pudo penetrar las defensas de la casa? resulta que el guía espiritual principal de nosotros estaba muy molesto y al parecer le jaló las orejas a los otros eggun protectores, pues resulta que esa madrugada él no estaba en mi casa y había dejado a cargo de los otros la defensa de mi hogar y al parecer se habían descuidado. El resultado fue que por orden del Jefe, tuvimos que darle posición a uno de nuestros protectores en un punto estratégico de la casa, para que de ahora en adelante no pudiera colarse ni la muerta de la calle ni nadie más, y es que guerra avisada si puede matar soldados si se descuidan.

Suerte.   
   

omoire

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #2 en: Marzo 30, 2009, 06:17:26 pm »
Les voy a compartir la única experiencia directa con este tema que su servidor vivió:

A lo largo de mi vida escuché en diversas ocasiones anécdotas relacionadas con el “se me subió el muerto” y yo, con claras tendencias hacia el muerterismo desde niño, siempre tuve una cierta “envidia” de que a mí nunca me hubiera sucedido algo parecido (¿?), hasta que...

Recién había recibido mis iniciaciones en Palo Monte y un fin de semana mi esposa salió muy temprano de casa mientras yo seguía durmiendo tratando de cumplir una promesa que me hice la noche anterior: dormir hasta donde el cansancio de la cama me lo permitiera, ya que antes de juramentarme como palero su servidor vivió más de 20 años durmiendo muy mal, o en muchas ocasiones, pasando semanas enteras sin dormir… y fue hasta que me rayé que pude recuperar la sana y normal costumbre de todo ser humano de dormir 8 o más horas seguidas… y yo estaba decidido a recuperar todas mis horas de sueño que, ha saber, alguien me "robó"...

No recuerdo la hora pero entre adrmilado escuché el estrujar de unas bolsas de plástico, iguales a las que suelen usarse en las tiendas de autoservicio para colocar la despensa… como detalle curioso debo mencionar que entre dormido y despierto me di cuenta que estaba acostado bocarriba (situación en la que casi nunca suelo descansar), en una especie de posición idéntica a la que suele tener un cadáver dentro de su ataúd… siguiendo en estado semidormido sólo se me ocurrió pensar que o era muy tarde o que a mi esposa se le había olvidado algo y había regresado por ello a la casa, entreabrí los ojos, se dejó de escuchar el estrujar de las bolsas de plástico y de inmediato sentí como una suerte de “bulto o masa” de energía muy densa se posesionaba de mi cuerpo, lo aprisionaba y me dejaba sin posibilidad de movimiento ni de habla… fueron fracciones de segundo en las que mis pensamientos pasaron de recordar las soluciones que se recomiendan cuando se te sube el muerto: rezar, hasta darme cuenta de que finalmente tenía ante (y sobre) de mi la legendaria experiencia… lo peor es que siendo muertero uno se acostumbra a trabajar la energía de los desencarnados, así que lejos de asustarme decidí "disfrutarla" y ver hasta dónde llegaba el “fenómeno”… y fue cuando tome esa decisión de no rezar ni de tratar de alejarlo, que el muerto se me quitó de encima … todo duró menos de un minuto… al sentir que podía mover de nuevo mi cuerpo, yo sonreí satisfecho, me acomodé de lado (como siempre hago) y seguí durmiendo…

Horas después, mientras comíamos mi esposa y yo, le platiqué lo sucedido pero haciendo énfasis en la extraña ausencia de mis guerreros protectores (como curandero) y del Nufumbe (como palero) al no protegerme del “muertito”... terminando de contarle mi experiencia con un “se siente rico la energía del difunto”, ella sonrió y me dijo: “nunca te conté de las veces en que se me ha subido por las noches una gárgola?”…

Saludos…

Babá Adé

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #3 en: Marzo 31, 2009, 05:28:22 am »
Saludos hermanos....

Esta tarde cuando finalizaba mi siesta (entre dormida y despierta), sentí que mi cuerpo fue paralizado por algo, sin embargo no sentí miedo, pero si me di cuenta que estaba observando mi habitación como a través de una máscara; trataba de aricular palabra y no podía; pero como no sabía ¿quién era la entidad invasora? me resistí a la posesión de mi cuerpo y lo que haya sido me abandonó al tiempo que despertaba. Este relato lo expongo, pues me interesa el tema que ha expuesto Gaga, ya que me estoy desarrollando espiritualmente.

Bendiciones 

omoire

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #4 en: Abril 02, 2009, 10:37:54 pm »
Iború, Iboyá, Ibosheshé...

Aprovechando el tema, les quiero compartir otra experiencia, pero en este caso vivida por un amigo  y compañero de mis años universitarios. Les quiero hacer la aclaración que pese al tema, la anécdota es real y la comparto con la seriedad que caracterizan los posteos que se publican en el Foro OmiBabalú…

En alguno ocasión, terminando una de nuestras clases, se me acercó a quien llamaré Alberto para saludarme y platicar algunas de las incoherencias, según él, que había expuesto el profesor durante su cátedra… el tema derivó en otros y salió a relucir el de los motivos desconocidos por los que uno no podía dormir (ya comenzaba su servidor con ese insmonio que me acompañaría durante más de 20 años de mi vida) y estando en confianza –confianza que en su momento se generó cuando en alguna ocasión fui a visitarlo a la cárcel donde pasó casi un año injustamente encerrado por una acusación de robo que él nunca perpetró) él me contó que todas las noches, desde hacía varios meses y ya que estaba dormido, se le subía un muerto que siempre lo montaba por la espalda (pese a que él siempre trataba de dormir boca arriba) y durante horas “lo violaba” mientras le hacía diversos comentarios lascivos… yo me quedé sorprendido más no atiné a decirle nada que no fuera recomendarle que buscara “a un brujo” para que se lo quitara…

En aquellos años universitarios su servidor también acudía a un gimnasio a levantar pesas, y al final del ejercicio participaba en un grupo de estudio de cuestiones esotéricas junto con otros deportistas… si bien las reuniones eran un tanto informales, a ellas se sumaban personas ya avanzadas en esos temas pero que no practicaban deporte alguno… y fue en una de esas sesiones que me animé a plantear el caso de mi amigo, buscando alguna recomendación para ayudarle ante tan incómoda situación y salvo un hombre ya mayor, todos manifestaron no conocer el tema… la única recomendación que el hombre me dio fue que mi amigo buscara a la persona adecuada para alejar a ese muerto, “antes de que fuera demasiado tarde”…

Yo insistí ante mi amigo para que solucionara esa situación lo más pronto posible, buscando la ayuda adecuada, pero él siempre respondió con evasivas, hasta que en un dado momento me confesó que en realidad le daba pena tener que ir con un desconocido y contarle que todas las noches “quien-sabe-qué” lo violaba… ya no le insistí… aunque él ocasionalmente tocaba el tema sólo para decir que todas las noches seguía sucediendo lo mismo… terminamos la carrera y poco tiempo después me enteré que mi amigo Alberto se había declarado abiertamente homosexual….

Saludos…

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #5 en: Abril 03, 2009, 06:13:59 pm »
Saludos foristas...

A lo mejor se puede tomar a chiste lo que usted relata omoiré; pero lo cierto es que ese tipo de situación es real y está señalada en el signo de Ifá Irete Yerro donde la influencia de una eggun de vida desordenada puede inclinar a la persona (sobre todo si es mujer) al lesbianismo, por lo que hay que realizarle a la afectada obras para alejarle esa mala influencia.

Sería bueno que otros foristas escriban otras experiencias respecto a el tema planteaso por Gaga, que se que las tienen, pero por alguna razón no les gusta participar en el foro de espiritísmo, el cual tiene una de las tasas de lectura más alta de Omibabalú.

Suerte

Gaga

  • Visitante
Re: Se me subió el muerto!!!
« Respuesta #6 en: Abril 09, 2009, 10:13:10 pm »
Saludos Foristas!!!

Como dijo Omoire, en alguna ocasión, sea muerto o no, lo que se me ha subido es una gárgola.

Estaba teniendo un sueño ligero pues no podía descansar, como comúnmente suelo hacerlo, el sueño de mi esposo era como siempre inquieto. Entre sueños veía que el cielo nocturno estaba completamente nublado con una luna llena cuyos rayos atravesaban las nubes y por momentos se podía visualizar a medias, de repente volando en contraste con la luna vi un ser alado que se perdía o parecía perderse en la inmensidad del cielo, de repente, sin darme cuenta, el ser alado se encontraba justo encima de mi, su enorme peso hizo que me despertara, cuando abrí los ojos cual sería mi sorpresa al sentir su respiración sobre mi rostro, bufando, y sus ojos con un brillo de luz roja puestos sobre los míos.

Mi reacción lejos de ser de espanto se convirtió en tremenda curiosidad al saber que dichos seres provenientes de algún lugar del lejano astral verdaderamente existían. Me le quedé viendo y con una mezcla de ingenuidad y curiosidad le dije: ¡Mira, sí existen!, lo que provocó confusión en ése ser, moviendo su cabeza de un extremo a otro, eliminando de su cara la expresión agresiva que lo había llevado a posarse sobre de mi y provocando finalmente que se alejara.

En ese momento, me incorporé sobre la cama y alcancé a ver que antes que él atravesara la cortina la persiana y el cristal sin romperlos se detuvo unos instantes para dirigir nuevamente su mirada sobre de mi, pero ya no con ése odio, sino con confusión. En cuanto recuperé totalmente la movilidad de mis brazos y piernas me levanté y me dirigí hacia la ventana para encontrarme simple y sencillamente con la cortina la persiana y el cristal enteros.

Regresé a la cama y traté de seguir durmiendo.

Ashé,  ;)