Autor Tema: Edgar Evans Cayce  (Leído 2415 veces)

Gaga

  • Visitante
Edgar Evans Cayce
« en: Marzo 10, 2009, 05:08:42 pm »
Saludos Foristas!!!

Edgar Evans Cayce nació en Kentucky, Estados Unidos, un 18 de marzo de 1877 y está considerado uno de los psíquicos más notables de Estados Unidos, ya que poseía facultades de clarividencia, mediumnidad y percepción extrasensorial, aunque estas nunca fueron demostradas con fundamentos científicos. También es famoso por la exactitud de sus profecías, mismas que lo colocan a la altura del mismo Michel de Nostredame (mejor conocido como Nostradamus).

En el año de 1884 comienza a estudiar en la escuela de Beverly y en 1890, tras afirmar que presenció la aparición de un ángel, descubre que es capaz de memorizar sus libros escolares durmiendo un rato con la cabeza apoyada en los mismos. Posteriormente abandona la escuela, comienza a trabajar a y a la edad de 17 años se compromete con Gertrude Evans y en 1903 consuman finalmente su matrimonio.

Durante el año de 1900 viaja de ciudad en ciudad, vendiendo seguros, y también libros y artículos de oficina, hasta que en el mes de marzo sufre una parálisis de las cuerdas vocales, lo que lo lleva a aceptar un puesto de aprendiz en un estudio de fotografía. Al siguiente año un hipnotizador ambulante lo hace hablar normalmente bajo hipnosis, lo que posteriormente lo lleva a efectuar efectúa su primera lectura psíquica: con la asistencia de un hipnotista local llamado Al Layne, diagnostica su propia dificultad y recupera la voz. A partir de ahí comienza a dictar lecturas para los pacientes de Layne.

En el año de 1910 el diario The New York Times publica un largo artículo sobre las facultades psíquicas de Edgar Cayce, época en la que también, en compañía del doctor Wesley Ketchum, Albert Noe y Leslie Cayce, forma la Psychic Reading Corporation (Sociedad de Lecturas Psíquicas) y por primera vez realiza cotidianamente lecturas sobre problemas médicos. Ya para ese entonces Edgar Evans entraba en estado de trance hipnótico durante sus llamadas «lecturas» (Readings) y respondía a las preguntas de un individuo. Estas lecturas hablaban inicialmente sobre la salud física del individuo, lo que le permitió, entre otras cosas, salvar a su esposa de una mortal tuberculosis.

En enero de 1912, el doctor Hugo Münsterberg, de la universidad de Harvard, llega a Hopkinsville para indagar el talento psíquico de Cayce. Dos años después, por las mismas fechas En enero, su hijo mayor Hugh Lynn se quema severamente los ojos jugando en el estudio con la pólvora del flash fotográfico. Recobra la vista gracias a las lecturas de su padre. En 1923, Arthur Lammers solicita una lectura de astrología, de la que se desprenden sus primeros conceptos sobre la reencarnación. A partir de ahí se convierte en un gran investigador de la reencarnación por medio de regresiones a vidas pasadas, y ese mismo año, invitados por Lammers, dicta lecturas sobre asuntos filosóficos, metafísicos y astrológicos.

Edgar Cayce descubrió que el concepto de la reencarnación se basaba en las siguientes nociones filosóficas: la vida es eterna y tiene un propósito; todo lo que existe emana de Dios y forma parte de Dios; como almas, somos hijos del Creador y, por ende, iguales; hemos recibido el libre albedrío - un día, elegimos el camino del altruismo. Se dio cuenta a su vez de que la reencarnación, compatible con cualquier religión, concordaba con su propio entendimiento de las enseñanzas de Cristo.

Durante los años subsiguientes se dieron diversos sucesos que marcaron el resto de su vida: en 1925 él y su familia se mudaron a Virginia y en 1927 se fundó una organización, Association of National Investigators (Asociación de Investigadores Nacionales), para analizar y experimentar la información contenida en las lecturas. Su lema era: "Manifestemos nuestro amor por Dios y la humanidad". Un año después se inauguró el Hospital Edgar Cayce. Los pacientes acudían de todo el país, deseosos de conseguir lecturas y de ser atendidos por un personal competente. En las lecturas, Cayce diagnosticaba las enfermedades y prescribía diversos métodos de tratamiento, desde una modificación del régimen alimenticio hasta una intervención quirúrgica. No favorecía ninguna rama de la medicina, sino que las recomendaba todas, seleccionando en cada caso las más adecuadas.

Fue también en esa época que Edgar comenzó a considerar más importante su dedicación al trabajo social (la gran mayoría de sus lecturas se hizo para personas enfermas) o la teología cristiana (Cayce fue toda su vida un miembro de la iglesia protestante Discípulos del Cristo). Se ganaba la vida con su trabajo fotográfico, pero recibía también modestas donaciones que lo ayudaban, ya que no cobraba nada por sus tratamientos y consultas. Sus procedimientos eran múltiples: medicinas, masajes, hidroterapia, ejercicios, hierbas y remedios naturales. Veía las causas de la enfermedad que, a veces, se remontaba a reencarnaciones distantes y enseñaba cómo disolver los karmas pendientes.

Con los años, se ampliaron las aptitudes psíquicas de Cayce. En una oportunidad, salió corriendo de la habitación donde se hallaba, totalmente angustiado porque acababa de ver que tres soldados jóvenes, en quienes estaba pensando, no regresarían de la guerra. También, distinguía las auras, definidas como el campo de energía luminosa existente alrededor de las cosas vivientes. A través de las mismas, percibía el estado físico y emocional de la gente. En esa época se ganó el sobrenombre de "El hombre milagroso de Virginia Beach".

En 1944 Edgar comenzó a debilitarse. Aunque las lecturas le aconsejaban reposo, se sentía obligado a continuar asistiendo a quienes recurrían a él. Finalmente, lo venció el agotamiento y, al igual que había efectuado su primera lectura para sí mismo en 1901, se dictó la última, en septiembre de 1944. Ésta le instaba a suspender sus actividades; cuando su esposa Gertrude preguntó por cuánto tiempo, la respuesta fue: "Hasta que se recupere o se muera". Casi enseguida sufrió un ataque de apoplejía y quedó parcialmente paralizado. Edgar dijo que "sanaría" después de año nuevo, pero lo que en realidad hizo fue anunciar su muerte, la cual ocurrió el 3 de enero de 1945.

Entre sus profecías más importantes destaca la siguiente:

“Los cambios en el planeta tierra se desatarán por la llegada de un cuerpo celeste al Sistema Solar. Los polos cambiarán de ubicación. Tierras que son cálidas se volverán heladas, y tierras cubiertas por el hielo se volverán tierras cálidas”.

“Los grandes cambios mundiales ocurrirán en el lapso de una generación. La transformación comenzará en forma lenta. Se verá un aumento en su intensidad frecuencia e impredecibilidad de los terremotos y anomalías en el clima tales como tormentas violentas y sequías. Más tarde estos cambios aumentarán drásticamente en frecuencia, intensidad y violencia. Uno de los signos del comienzo de este período es el movimiento de masas de tierra en el Océano Pacífico, con simultánea actividad en el Mar Mediterráneo y Monte Etna en Sicilia. Esto marcará el comienzo de los cambios en gran escala”.

Ashé,  ;)

Omí Wale

  • Visitante
Re: Edgar Evans Cayce
« Respuesta #1 en: Septiembre 27, 2009, 10:35:50 pm »


Gracias, hermana Gaga.... por un hermoso tema. 

He leído biografías de Edgar Cacey y no había recibido este tipo de información tan importante.  Ya yo estaba impresionada con el personaje, pero ahora es diferente.

Entiendo que en su tiempo sus familiares solían llevar tarjetas de cada entrevista realizada por él.  Me tocó leer un libro donde sus hijos divulgaban solamente los estudios que él hizo a personas con problemas con su sistema auditivo.  En donde se llega a concluir que el remedio que él más recetó para diversas afecciones del oído.... fue el ACEITE DE RICINO o de CASTOR.  En ocasiones era una gota, en otras eran tres gotas.... y así.  Pero se hizo famoso por su capacidad para devolver a buen estado el sistema auditivo.  Se hizo muy conocido por el acierto de sus prescripciones las cuales le eran dictadas por los Buenos Seres....

Gracias por un estupendo tema....

Omí Wale