Autor Tema: La viuda del evangelio y las de la religión yoruba.  (Leído 2337 veces)

Rubén Cuevas

  • Visitante
La viuda del evangelio y las de la religión yoruba.
« en: Noviembre 10, 2008, 09:12:20 pm »
Saludos foristas y visitantes...

No se a donde quieren llegar los sacerdotes de Osha e Ifá de la religión yoruba; este fin de semana me encontraba con mi familia en una posada de la hermosa costa aragueña y coincidí en la piscina con un señor, su esposa y sus tres hijos; compartimos con ellos y al ver los atributos de la religión en su mano izquierda nos identificamos y resultó ser un sacerdote de Ifá de 3 meses de antiguedad y con Obbatalá coronado; incluisve me enteré que su padrino es ahijado del Olúo ya difunto que dirigió mi Ifá hace 9 años, Conversamos y surgio inevitablemente el tema del costo de sus ceremonias de Osha e Ifá; menos mal que estaba sentado al borde de la pileta, pues cuando escuché de sus labios el precio de ambas ceremonias, me di cuenta que era superior a un año de mi pensión, la cual obtuve después de 25 años de sacrificios trabajando para mi país.

Ahora llegó el tiempo de trasladar parte de un escrito de un autor llamado ALFREDO ORTEGA TRILLO que leí en una página denominada: La cruz de California.

Cito:

Aunque en la antigüedad se imponía el diezmo con carácter obligatorio y se lo interpretaba en su sentido literal como la décima parte de todos los frutos adquiridos que se debe entregar a Dios (Cf. Levítico 27,30-33), y según lo ofreció Abraham al sacerdote Melquisedec (Gen 14), Jesucristo enseñó a dar ya no en fracciones, sino a dar sin reservas por amor. Refiriéndose a la viuda pobre de las dos monedas dijo: "Os digo de verdad que esta viuda pobre ha echado más que todos los que echan en el arca del Tesoro. Pues todos han echado de los que les sobraba, ésta, en cambio, ha echado de lo que necesitaba todo cuanto poseía, todo lo que tenía para vivir". (Marcos 12, 42-44)

Fin de la cita.

Conozco muchos casos de viudas en la religión yoruba, gente que hemos hecho un esfuerzo económico para cumplir con nuestro destino y que tenemos la conciencia limpia, pues las costosas ceremonias han salido de nuestros bolsillos y de nuestro trabajo diario; pero lamentablemente muchos no pueden decir eso, han estafado, engañado y obtenido dinero mal habido para ingresar a una religión que creen ingenuamente les perdonará sus vagabunderías y su falta de moral; a estos señores se les suma  una nueva especie de parásitos, aquellos que Jesús les tumbó los tarantines y les dio bastonasos pues comerciaban animales y cambio de monedas frente al templo; estos ladrones son los que venden una guínea al mismo precio de un chivo y una gallina negra a precio del caviar más exquisito y cuando se les reclama dicen en forma despectiva: es que la vas a usar para brujear. A estos hampones hay que denunciarlos públicamente, igualmente a los artesanos que encarecen los atributos de los Orishas, generando en la mente de las personas que esta es una religión solo para ricos. Ojalá que este asqueroso germen, que poco a poco está socavando los pocos valores morales que aun anidan en algunos sacerdotes, tenga su castigo en justa medida y que no paguemos inocentes por pecadores.

Suerte.