Autor Tema: Los tipos de médiums  (Leído 8170 veces)

Gaga

  • Visitante
Los tipos de médiums
« en: Octubre 17, 2008, 04:47:26 am »
Saludos Foristas!!

Continuamos con la difusión del conocimiento que nos legó Allan kardec, considerado el padre del Espiritismo Moderno. En esta ocasión con la descripción de los tipos de médiums, de acuerdo a su libro "Obras Póstumas".

Entre las diferentes categorías de médiums, se distinguen principalmente: los médiums de efectos físicos, los médiums sensibles o impresionables, los médiums auditivos, parlantes, videntes, inspirados, sonámbulos, curativos, escribientes o psicógrafos, etc., solo describimos aquí los más esenciales.

Médiums de efectos físicos. - Estos son más especialmente aptos para la producción de fenómenos materiales, tales como los movimientos de cuerpos inertes, los ruidos, para mover, levantar y trasladar los objetos, etc. Estos fenómenos pueden ser espontáneos o provocados; en ambos casos, requieren el concurso voluntario o involuntario de los médiums dotados de facultades especiales, cuyos fenómenos son generalmente la producción de Espíritus de un orden inferior. Los Espíritus elevados no se ocupan más que de comunicaciones inteligentes e instructivas.

Médiums sensibles o impresionables.- Se designa así a las personas susceptibles de sentir la presencia de los Espíritus, por una vaga impresión, por una especie de roce en todos sus miembros, sin que puedan explicárselo. Esta facultad puede adquirir una sutileza tal, que el que de ella está dotado, reconoce por la impresión que experimenta, no solamente la naturaleza buena o mala del Espíritu, sino también su individualidad, como el ciego reconoce, instintivamente,   la aproximación de tal o cual persona. Un buen Espíritu produce siempre una impresión dulce y agradable; la de uno malo siempre es penosa y desagradable: parece como si se sintiera un ambiente impuro.

Médiums auditivos. Estos oyen la voz de los Espíritus; algunas veces es una voz íntima que se siente interiormente; otras veces es una voz exterior, clara y distinta como la de una persona viva. Les médiums auditivos pueden de este modo entrar en conversación con los Espíritus. Cuando tienen la costumbre de comunicarse con ciertos Espíritus, los reconocen de inmediato por el sonido de la voz. Los que no sean médiums auditivos pueden comunicarse con un espíritu sirviendo de intermedio un médium auditivo que le transmita sus palabras.

Médiums parlantes. Los médiums auditivos que no hacen sino transmitir lo que oyen, no son propiamente hablando médiums parlantes; estos últimos no oyen con frecuencia nada; en ellos el Espíritu obra sobre los órganos de la palabra, como obra sobre la mano del médium escribiente. Cuando el Espíritu quiere comunicarse, se sirve del órgano que encuentra más flexible; al uno le toma prestada la mano, a otro la palabra, y el oído a un tercero. El médium parlante se expresa generalmente sin tener conciencia de lo que dice, y a menudo dice cosas completamente fuera de sus ideas habituales, de sus conocimientos, y aún fuera del alcance de su inteligencia. Se ve, algunas veces, a personas poco ilustradas y de una inteligencia vulgar, expresarse, en tales momentos, con verdadera elocuencia, y tratar con incontestable superioridad cuestiones sobre las cuales serian incapaces de emitir su opinión en estado ordinario. Aunque el médium parlante está completamente despierto, conserva raramente el recuerdo de lo que ha dicho. El estado pasivo, sin embargo, no siempre es completo; pues los hay que reciben la intuición de lo que dicen en el momento en que pronuncian las palabras. La palabra en el médium parlante, es el instrumente de que se vale el Espíritu, por medio del cual cualquiera persona extraña puede ponerse en comunicación, como puede hacerlo por medio de un médium auditivo; existe la diferencia de que el primero habla involuntariamente, al paso que el segundo habla voluntariamente para repetir lo que oye.

Médiums videntes. Se da este nombre a las personas que en estado normal y perfectamente despiertas, gozan de la facultad de ver a los Espíritus. La posibilidad de verlos en sueño, resulta, sin duda alguna, de una clase de mediumnidad; pero no constituye, propiamente hablando, la de médium vidente. Hemos explicado la teoría de este fenómeno en el capítulo de las Visiones y apariciones en El Libro de los Médiums. Las apariciones accidentales de personas que se han amado, o conocido, son muy frecuentes; y aunque los que las han tenido pueden ser considerados como médiums videntes, generalmente se aplica este nombre a los que gozan, hasta cierto punto de la permanencia de la facultad de ver a casi todos los Espíritus. En este número los hay que solo ven a los Espíritus que se evocan, de los cuales pueden hacer la descripción con minuciosa exactitud, describiendo con los menores detalles sus gestos, la expresión de su fisonomía, los rasgos de su rostro, su traje y hasta los sentimientos de que parecen hallarse poseídos. Hay otros que poseen esta facultad más generalizada; ven toda la población espiritista aérea; los ven ir, venir y ocuparse, por decirlo así, de sus negocios. Estos médiums no están nunca solos; tienen a su alrededor una sociedad de la cual pueden escoger a su antojo, pues pueden, por su voluntad, separar a los Espíritus que no les convengan o atraer a aquellos que les son simpáticos.

Médiums sonámbulos. El sonambulismo puede ser considerado como una variedad de la facultad mediúmnica, o por mejor decir, son dos clases de fenómenos que se encuentran muy a menudo reunidos. El sonámbulo obra bajo la influencia de su propio Espíritu, es su alma quien en los momentos de emancipación, ve, oye, percibe fuera del limite de los sentidos; lo que él expresa lo saca de si mismo; sus ideas son generalmente mas exactas que en estado normal, sus conocimientos más extensos, porque su alma esta libre; en una palabra, vive anticipadamente de la vida de los Espíritus. El médium, al contrario, es instrumento de una inteligencia extraña, es pasivo, y lo que dice no viene de él. En resumen, el sonámbulo expresa su propio pensamiento y el médium expresa el de otro. Pero el Espíritu que se comunica a un médium común, puede también hacerlo con un sonámbulo; con mucha frecuencia el estado de emancipación del alma, durante el sonambulismo, facilita la comunicación. Muchos sonámbulos ven perfectamente a los Espíritus y los describen con tanta precisión como los médiums videntes; pueden hablar con ellos y transmitirnos su pensamiento; lo que dicen fuera del círculo de sus conocimientos personales, les es a menudo inspirado por otros Espíritus.

Médiums inspirados. Estos médiums, son aquellos en que los signos de la mediumnidad son los menos aparentes; en ellos, la acción de los Espíritus es toda intelectual, toda moral, y se revela en las pequeñas circunstancias de la vida, como en las grandes concepciones: y bajo este concepto podemos decir que todo el mundo es médium, pues no hay persona que no tenga sus Espíritus protectores y familiares, que hacen los mayores esfuerzos por sugerirle pensamientos saludables. En el inspirado, es difícil a menudo el distinguir la idea propia de la inspirada; lo que caracteriza esta última, es, sobre todo, la espontaneidad. La inspiración es más vidente en los grandes trabajos de la inteligencia. Los hombres de genio de todas clases, artistas, sabios, literatos, oradores, son sin duda Espíritus adelantados, capaces por si mismos de comprender y de concebir grandes cosas; pues precisamente porque son juzgados capaces, los Espíritus que quieren la realización de ciertos trabajos les sugieren las ideas necesarias, y por esto son, con frecuencia, médiums sin saberlo. Sin embargo, tienen una vaga intuición de una asistencia extraña, pues el que pide inspiración no hace sino evocar; si no esperase ser oído, porque exclama a menudo: ¡Ven en mi ayuda, buen genio mío!

Médiums de presentimientos. Son las personas que, en ciertas circunstancias, tienen una vaga intuición de las cosas futuras vulgares. Esta intuición puede provenir de una especie de doble vista, que permite entrever las consecuencias de cosas presentes, y la filiación de los acontecimientos; pero a menudo es fruto de comunicaciones ocultas, las cuales forman una variedad de médiums inspirados.

Médiums proféticos. Son igualmente una variedad de los médiums inspirados, los cuales reciben, con el permiso de Dios, y con más precisión que los médiums de presentimientos, la revelación de las cosas futuras de un interés general, que están encargados de hacer conocer a los hombres para su instrucción. El presentimiento es dado a la mayor parte de los hombres, en cierta medida, para su uso personal; el don de profecía, al contrario, es excepcional, e implica la idea de una misión en la tierra.

Médiums escribientes o psicógrafos. Se designa con este nombre a las personas que escriben bajo la influencia de los Espíritus. Del mismo modo que un Espíritu puede obrar sobre los órganos de la palabra de un médium parlante para hacerle pronunciar palabras, puede servirse de su mano para hacerle escribir. La mediumnidad psicógrafa presenta tres variedades muy distintas: los médiums mecánicos, intuitivos y semi mecánicos.

No siendo el médium sino un instrumento que recibe y transmite el pensamiento de un Espíritu extraño, el cual sigue el impulso mecánico que les es dado, no hay nada que no pueda hacer fuera de sus conocimientos si está dotado de la flexibilidad mediumnímica necesaria. De aquí que existan médiums dibujantes, pintores, músicos, versificadores, aunque extraños al arte del dibujo, de la pintura, de la música y de la poesía: médiums iletrados que escriben sin saber leer ni escribir: médiums polígrafos que reproducen diferentes géneros de escritura y algunas veces con perfecta exactitud la que el Espíritu tenía cuando vivía; médiums poliglotas que hablan o escriben idiomas que les son desconocidos.

Médiums curativos. Este género de mediumnidad consiste en la facultad que ciertas personas poseen de curar por el simple contacto, por la imposición de manos, con la mirada, con sólo un gesto, sin el concurso de ningún medicamento. Esta facultad tiene, sin duda alguna, su principio en la potencia magnética;  sin embargo, difiere de ella por la energía y la instantaneidad de la acción, al paso que las curas magnéticas exigen un tratamiento metódico más o menos largo. Casi todos los magnetizadores son aptos para curar, si saben aprovechar convenientemente de su aptitud; poseen la ciencia adquirida; en los médiums curadores la facultad es espontánea, y algunos la poseen sin haber jamás oído hablar de magnetismo.

Ashé, ;)

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #1 en: Octubre 17, 2008, 01:36:40 pm »
Interesante e ilustrativo tema Gaga......

Ahora le haré una pregunta: ¿Cree usted que los muertos pueden manifestarse a través de un medio electrónico? Me explico, el cine de Holywood ha llevado a la pantalla varias películas sobre el tema, recuerdo cuando estaba jóven la famosa Poltergeist y ahora la recientemente titulada el Aro (the ring); pero el asunto que le plantearé es real y lo viví. Hace algunos años mantuve una relación de pareja con una dama; ella tenía sus facultades, manejaba la baraja española y le gustaba fumar tabacos, pero era muy posesiva y celosa. Yo aún no estaba consagrado, pero ya me consultaba con el sacerdote de Ifá que luego me entregaría awofaka; en una de esas consultas el me informó que el atraso y los caminos cerrados que tenía en ese momento, me lo proporcionaba una mujer con las que tenía relaciones y salió a relucir el nombre de ella; luego la llamé por teléfono (vivía en otra ciudad) y esta reconoció que me vigilaba con la baraja y me fumaba tabacos dizque para protegerme; la conversación se tornó agria y discutimos, yo terminé colgando el auricular inesperadamente, ella se quedó al otro lado de la línea sorprendida por el corte y escuchó nitidamente una voz masculina fuerte y grave que le dijo: "No te sigas metiendo con mi hijo" Ella se asustó, pero siempre dijo que había sido yo, y no me creyó cuando días después le dije que había colgado molesto; más no tengo razón para mentirle a usted. ¿Qué opinión le merece eso?

Suerte.

SHANGOSITA

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #2 en: Octubre 17, 2008, 04:25:26 pm »
HOLA BUENOS DIAS
SALUDOS A MIS MAYORES Y MENORES

SALUDOS AWO COMO ESTA,IBORU IBOYA
SALUDOS PARA UD TAMBIEN SR SAGA

EL TEMA ESTA MUY BUENO Y APROVECHANDO QUE HABLARON UN POCO DE PERSONAS SONAMBULAS
QUISIERA QUE ME HABLARA UN POCO MAS A CERCA DE ESTO,YO PODRIA DECIR QUE SOY SONAMBULA YA QUE HABLO CAMINO HAGO COSAS DORMIDAS AL DIA SIGUIENTE NO RECUERDO O LO RECUERDO VAGAMENTE EN UNA OPORTUNIDAD LE PEGUE A UNA AMIGA EN UNA EXCURCION Y CUANDO DESPERTE ELLA ME ESTABA RECLAMANDO Y NO SUPE QUE DECIR,HE MANTENIDO CONVERSACIONES Y QUISIERA SABER COMO HACER PARA QUE ESTO NO ME SIGA PASANDO ANTES ERA MAS SEGUIDO AHORANO TANTO PARO IGUAL ME PASA...EN ITA OBBATALA ME PIDE DORMIR CON UNA LAMPARA Y NO SE SI SEA POR ESTO...
AGRADECERE MUCHO SU AYUDA
GRACIAS

Gaga

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #3 en: Octubre 18, 2008, 06:22:02 pm »
Saludos Foristas!!
Saludos Shangosita.

 Me tomo la libertad de reproducir textualmente una interesante nota (1) sobre Allan Kardec y sus estudios sobre el espiritismo, misma que está relacionada con tu duda:

“Pero para los espiritistas el sonambulismo y la condición de médium no son de la misma naturaleza. «El sonámbulo actúa bajo la influencia de su propio Espíritu: es su alma quien, en los momentos de emancipación ve, oye y percibe más allá de los límites de sus sentidos (...) El médium, por el contrario, es el instrumento de una inteligencia ajena».

Si lo anteriormente expuesto le ocurre, debe usted aprender expresar sus sentimientos correctamente con quienes convive, ya sea de manera casual como cotidianamente.
En el caso que expone, cito textualmente: “LE PEGUE A UNA AMIGA EN UNA EXCURSION “, lo que significa que probablemente hay algo con ella o en ella que a usted simplemente no le agrada o no le parece, al inhibir usted dicho sentimiento o sensación, quizá para evitar alguna desavenencia debido a su carácter probablemente explosivo, usted no evita que el volcán de sentimientos que es inherente en usted, de todas maneras explote o estalle en algún momento.
Al enviar al inconciente toda la gama de sentimientos que no fluyen hacia fuera, hacen que en su sueños y solo cuando alcanza los conocidos como Estados Delta o Profundos, salgan a flote, sobre todo cuando las personas involucradas en ellos están cerca de usted.

Haga caso a su Itá y encienda una lamparita en las noches, para evitar cualquier tipo de incidente.

Espero haberte ayudado.

Ashé. ;)

(1) "Lo oculto y las terapéuticas espiritistas del espíritu y del cuerpo en Francia (1850-1914): de la creencia al saber y vuelta",  Nicole Edelman, Université Paris

SHANGOSITA

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #4 en: Octubre 20, 2008, 04:39:09 pm »
HOLA BUENOS DIAS
SALUDOS A TODOS LOS FORISTAS

MUCHAS GRACIAS POR SU RESPUESTA SR GAGA, DORMIRE CON LA LAMPARA QUE ME PIDE MI ITA SEGURO LUEGO VOY A PODER DORMIR MAS TRANQUILA SIN TEMOR A  HACER COSAS DORMIDAS  ;D

GRACIAS ::)

Gaga

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #5 en: Noviembre 06, 2008, 05:39:57 am »
Saludos Foristas!!

Una disculpa por la tardanza en la respuesta, Sr. Cuevas, pero aparte de cumplir con mis deberes espirituales y profesionales, he estado un poco mal de salud.

Desde mi humilde punto de vista, los muertos no pueden comunicarse a través de los medios electrónicos, es justamente lo contrario, los medios electrónicos son capaces de captar ondas de energía, sean sonoras, eléctricas, solares, etc; los desencarnados son precisamente eso, energía, son parte del todo y la nada, de la energía del Universo, de la Divina Presencia del Yo Soy.

Por lo tanto, si los medios electrónicos son objetos inanimados, y un muerto necesita de un “cuerpo humano” (médium) para poderse manifestar, el desencarnado en realidad no habló a través de la línea telefónica, sino que se presentó a lado de ella y simplemente habló.

En éste punto, debemos recordar que los espíritus se mueven en planos dimensionales, espacio-tiempo, diferentes al nuestro, por lo que entonces no sería extraño, que quien haya podido hablar a través de dichos espacios dimensionales haya sido un espíritu perteneciente a su cuadro espiritual, guías y protectores de usted, Sr. Cuevas, que por lo visto debe ser un cuadro fuerte, y al decir fuerte no me refiero a fuerza sino a su grado de evolución.

Adicionalmente, si ella tiene facultades, pues con mayor facilidad puede escuchar a los desencarnados.

También debemos recordar que precisamente por ése espacio-tiempo, los espíritus cuando llegan a hablar con personas que tienen dones, muchas veces no se llega a ubicar perfectamente de qué parte y a qué distancia proviene la voz. Así que más bien déjeme felicitarlo porque si esto sucedió hace años, imagínese la fuerza que ha adquirido actualmente su cuadro espiritual y sus protectores.

Ashé,  ;)

Rubén Cuevas

  • Visitante
Re: Los tipos de médiums
« Respuesta #6 en: Noviembre 06, 2008, 12:28:41 pm »
Saludos Gaga.....

Que Orunmila y mi padre Shangó le den sus bendiciones y que estas se transformen en salud. Gracias por su amplia respuesta en este asunto, que siempre me intrigó y que siempre abordé como mera anécdota.

Suerte.