Autor Tema: Las veladoras y velaciones (segunda parte)  (Leído 3128 veces)

Gaga

  • Visitante
Las veladoras y velaciones (segunda parte)
« en: Septiembre 20, 2008, 06:02:30 pm »
VELACIONES (segunda parte)

Cabe hacer mención que también existen las velaciones, igual para curar y ayudar así como para destruir y hacer maldad.

Un religioso que se enfoca al trabajo espiritual, por ejemplo, es sabedor del uso que se da a ciertos velones para intensificar el alivio a los problemas de un paciente, como puede ser el caso de su salud, o también para usarlos en crear enfermedad física o mental a una persona, llegando en algunos casos, si éste así lo desea, a ser mortal.

De esta forma, los opuestos en el trabajo espiritual serían: ayudar a lucificar o equilibrar a una persona, sanar a distancia, abrir camino y levantar la salud; o en caso contrario arrear muerto, hacer daño, complicar la vida de toda una familia, cerrar caminos y matar.

Sobre el tipo de velones (nombre, color, material, carga adicional y forma) para hacer daño,  no entraré en detalle por obvias razones, pero su uso, combinado con prendas o fetiches de una persona, junto con los más variados objetos (flor de muerto, polvo de hueso de muerto, pólvora, algunos granos y hierbas, etc.), incluyendo extremidades u órganos de ciertos animales, pueden salvar una vida o hundirla en el peor de los infiernos.

Los lugares donde se realicen las velaciones , las horas cuando se inicien y los días que duren éstas también son importantes, teniéndose estrictamente prohibido hacerlas cercanas a una coladera o desagüe, pudiendo hacerse en cualquier habitación de la casa, excepto en esos lugares.

Y procedo a dar la explicación de esta advertencia: ¿cuántos trabajos de brujería y despojos no se tiran en coladeras o excusados? ¿cuántos seres obscuros (muertos, egguns, demonios, etc.) habitan en los canales de desagüe? ¿cuántos fetos y nonatos no han quedado atrapados en las tinieblas después de haber sido abortados o utilizados en trabajos obscuros?

Lo dejo a su imaginación.

continuará…  ::)