Autor Tema: Iyami Oxorongá  (Leído 2500 veces)

Desconectado babaluaso

  • Administrador
  • Moderador
  • *****
  • Mensajes: 3577
  • Sexo: Masculino
  • http://www.afrosanteria.com
    • Omibabalu.com, Afrosanteria.com 1ª Comunidad Yoruba online
Iyami Oxorongá
« en: Septiembre 02, 2008, 01:21:23 pm »
 Cuando se pronuncia el nombre de Iyami Oxorongá quien estuviera sentado tiene que levantarse, quien estuviera de pie hará una reverencia, pues éste es un temible Orixá, a quien se debe respeto completo. Pájaro africano, Oxorongá emite un sonido onomatopéyico de donde proviene su nombre. Es el símbolo del Orixá Iyami, alli lo vemos en sus manos. A sus pies, la lechuza de los augurios y presagios. Iyami Oxorongá es la dueña de la barriga y no existe quien resista a sus ebós fatales, sobre todo cuando ella ejecuta el Ojiji, el hechizo más terrible. Con Iyami todo cuidado es poco, ella exige el máximo respeto. Iyami Oxorongá, bruja y pájaro.

Las calles, los caminos, las encruzijadas pertenecen a Exú. En esos lugares se invoca su presencia, se hacen sacrificios, ofrendas y le hacen pedidos para el bien o para el mal, sobre todo en las horas más peligrosas que son el mediodía y la media noche, principalmente esta hora, porque la noche es gobernada por el peligrosísimo odu Oyeku Meji. A media noche nadie debe estar en la calle, principalmente en las encrucijadas, pero si eso sucede se debe entrar en algún lugar y esperar pasar los primeros minutos. También el viento del que Oyá o Yansá es la dueña, puede ser bueno o malo, a través de él se envian las cosas buenas o malas, sobre todo el viento malo, que provoca la enfermedad que la gente llama "aire del viento". Ofurufú, el firmamento, el aire también desempeña su papel importante, sobre todo a la noche, cuando su especio pertenece a Eleiye, que son las Ajé, transformadas en pájaros del mal, como Agbibgó, Elulú, Atioro, Osoronga, entre otros, en los cuales se transforma la Ajé-mãe, mas conocida como Iyami Osoronga. Traidas al mundo por el odu Osa Meji, las Ajé, juntamente con el odu Oyeku Meji, forman el gran peligro de la noche. Eleiye vuela extendida de un lado al otro de la ciudad, emitiendo un eco que rasga el silencio de la noche y llena de pavor a los que la escuchan o la ven. Se toman todas las precauciones. Si no se sabe como aplacar su furia o inducirla hacia lo que uno quiere, lo único que queda es ahuyentarla o exorcizarla, al oir su eco, diciendo "Oyá obe l'ori" (que el cuchillo de Yansá te corte el cuello), o entonces "Fo, fo, fo" (vuela, vuela, vuela).

Caso contrario, hay que tratar de agradarla, porque su furia es fatal. Si en ese momento está volando, totalmente extendida, o después de su eco aterrador, decimos respetuosamente "A fo fagun wo'lu" (saludo al ave que vuela extendida por la ciudad), o si después de gritar resuelve posarse en cualquier punto alto o en uno de sus árboles predilectos, decimos, para agradarle: "Atioro bale sege sege" (Saludo al ave que se posa elegantemente) y asi una serie de procedimientos ante unos de los dueños del firmamento a la noche. Aún agradándole,  no nos podemos descuidar porque es fatal, aún felicitándola tenemos que precavernos. Si nos referimos a ella o la nombramos durante el día, antes de ponerse el sol, hacemos una X en el suelo, con el dedo índice, actitud tomada ante todo lo que representa peligro. Si lo hacemos durante la noche, pasamos la mano extendida a la altura de la cabeza, de un lado al otro, para que ella no se pose, lo que significaría la muerte. En fin, hay una infinidad de maneras de proceder en tales circunstancias.

(Del libro "Mural de los Orixás"de Carybé y texto de Jorge Amado - Raices Artes gráficas)
Babaluaso
Administrador/Moderador de Omibabalu.com; Afrosanteria.com
Correo: info@omibabalu.com