Autor Tema: Detrás del asesinato de 13 jóvenes del caso Heaven está un Santero  (Leído 1596 veces)

omoire

  • Visitante
Nsala maleku hermanos...

Para quienes no viven en mexiquito, les cuento que existe un semanario político llamado Proceso que es el más importante en terminos de honorabilidad y veracidad en materia periodísitica... se puede decir quer incluso ha hecho caer a funcionarios corruptos que tanto gustan de desmadrar la dignidad de los mexicanitos, ha denunciado tropelías y lo mejor: ha sabido sortear los embates de todos los presidentes existentes desde 1970, que han tratado de silenciarlo...

Pues bien, esta semana ha publicado una investigación llamada "El Cártel de Sinaloa, implicado en el caso Heaven", en la cual destacan la participación de un Santero en el intrincado caso de un grupo de jovenes narcos que fueron secuestrados en un bar en plena ciudad de méxico y posteriormente asesinados...

Aquí parte de la nota:

"La última información que tienen la PGR y la PGJDF del operador del Cártel de Sinaloa en el Distrito Federal es que huyó a China después de los sucesos del Heaven.

En la jerarquía de La Unión hay otros dos personajes que participaron en el secuestro y muerte de los jóvenes tepiteños: Edwin Agustín Jiménez Cabrera, El Antoine, y José Joel Rodríguez Fuentes, El Javis.

Del primero, la PGR y la PGJDF no tienen mayor información que la aportada por el dealer Brian Giovani Guerrero Arroyo tras su detención. En su declaración ministerial, el joven de 22 años que en su historial delictivo tiene tres ingresos en el Consejo Tutelar para Menores Infractores por robo y robo con violencia, reveló que en 2009 conoció a José Raymundo Pacheco Pérez, un santero que lo invitó a formar parte de su secta.

A pesar de que en aquel tiempo todavía era menor de edad, decidió iniciarse. El año pasado su “padrino” le hizo varias “obras” (trabajos) por las que acumuló una deuda de 4 mil pesos.

El santero comenzó entonces a presionarlo para que le pagara sus servicios y al no tener respuesta le propuso un trato. Le presentó a otro de sus “ahijados”, El Antoine, quien lo invitó a trabajar para él vendiendo tachas en bares y discotecas.

Guerrero Arroyo no dudó y en enero pasado comenzó a vender droga en los antros Living, La Suit, El Papimacho, Cabaretito Neón y El Cabaretito Fusión, entre otros ubicados en la Zona Rosa y sus inmediaciones.

Su debut en el narcomenudeo coincidió con el asesinato de César Rivero Mendoza, El Guayabo, de 17 años, y de Felipe de Jesús Martínez Mendoza, El Oso, de 22, en el Living por un conflicto relacionado con la venta de drogas".


Acá el texto completo: http://www.proceso.com.mx/?p=354417

Así o mas mierda religiosa a la mexicana?